Wikia

DERECHO CIVIL UNIVAS Wiki

Contrato

Discusión0
21páginas en el wiki
                                             ==EL CONTRATO EN GENERAL==

1.- DEFINICION

El Derecho Romano Clásico, define al Contrato (Contractus) como el acuerdo de voluntades entre dos o más personas, reconocido y amparado por el Derecho, y encaminado a crear una o varias obligaciones.

En el Derecho Romano, no todo acuerdo de voluntades era considerado como contrato, sino sólo aquellos convenios a los cuales se le atribuía el efecto de engendrar obligaciones exigibles; en el derecho romano sólo nacen obligaciones amparadas por una actio de un número determinado de convenciones, y para ellas se reserva exclusivamente la noción de contrato.

Ahora bien, para designar el simple acuerdo de voluntades entre dos personas, los romanos emplearon las expresiones Pactum, Pactum conventum, Conventio, Consensus y sustentaban como principio fundamental que "Ex nudo pacto actionem non nasci y nuda pactio obligationem non parit".

Todo contrato lleva dentro un pacto, ya que sin acuerdo de voluntades no hay contratos; pero ello no basta para que nazca de él obligación amparada por una actio. Para tal efecto es necesario que a la convención, es decir, a este simple acuerdo de voluntades, se añada otro requisito que la eleve al rango de contrato.

Este requisito se conoce con el nombre de CAUSA CIVILIS, y sus características son: o una forma especial -la solemne verbal o la de la escritura: stipulatio- nomina transcripticia-, o una datio rei: mutuo- depósito, el "solo consensu" (por el solo consentimiento): compraventa, mandato, sociedad. Este último requisito de la causa civilis, cuya característica es el solo consentimiento se elevó más tarde, de simples convenciones a la categoría de contratos en atención a la importancia económica que desempeñaban en la vida social romana.

Puede pues, decirse que, así como en el Derecho moderno se da la igualdad contrato = convención, en el Derecho Romano hay que decir, en cambio: contrato = convención + causa civilis.

Más tarde también, y como una excepción a la máximo ex nudo pacto actionem non nasci, hubo un cierto número de pactos provistos de acciones, las cuales hacían exigibles las prestaciones en ellos convenidas.

En esencia, estos pactos previstos de acciones no eran en realidad pactos, sino contraatos, los cuales, al igual que los llamados consensuales, se basanan en el mero convenio, pero ello no impidió que en la terminología jurídica aiguiesen siendo desginados como pactos. Son los que los intérpretes llaman "pactos vestidos". En contraposición a estos, tenemos los "pactos desnudos" de los cuales no nacen acciones.

                          ==ELEMENTOS ESENCIALES, ACCIDENTALES DE LOS CONTRATOS==

Para que un contrato tenga valides, requiere de los siguientes elementos esenciales: sujetos, consentimiento, objeto, causa y forma. Aparte de los elementos mencionados, el contrato puede llevar otros elementos que dependen únicamente de la voluntad de las partes pero que modifican en cierta forma los efectos de éste y que se llaman accidentales y son: la condición, el término o plazo y el modo o carga.

                                    ==CLASIFICACIÓN DE LOS CONTRATOS==

1.- POR SU PERFECCIONAMIENTO. Los contratos son susceptibles de múltiples clasificaciones o divisiones, dependiendo esto de los distintos puntos de vista que se adopten.

Si examinamos los contratos desde el punto de vista de como se constituyen se clasifican en: verbis, litteris, re y solo consensu: verbales, literales, reales y consensuales.

Los Verbis se perfeccionan por el empleo de plabras solemnes (causa civilis) y son: la stipulatio, la dictio doctis, el ius iurandum liberti, la mancipatio y la in iure cessio, entre otros.

Los litteris eran aquellos que se concluían a través de inscripciones o asientos verificados en los registros o codex que acostumbraban llevar los ciudadanos romanos, (causa civilis: la escritura) y son: los nomina transcriptia, los syngrapha y los quirographa.

Los re se perfeccionaban mediante el consentimiento seguido de la entrega de una cosa. (causa civilis: entrega de la cosa) y son: mutuo, comodato, depósito y prenda.

Los consensuales, se concluían por el simple consentimiento de las partes. (Causa civilis, la entrega de la cosa) sin necesidad de formalidad alguna y son: la emptio venditio (compra-venta), la locatio conductio (arrendamiento), la societas (sociedad) y el mandatum (mandato).

2.-POR LA MANERA DE INTERPRETARLOS. Son de dos clases: contratos stricti iuris y contratos bonae fidei.

A) Contratos stricti iuris. (de estricto derecho) eran aquellos que para su interpretación el juez debía tomar en cuenta lo estrictamente pactado por las partes en el contrato.

B) Contratos bonae fidei. (de buena fe) eran aquellos que para su interpretación y ejecución, el juez gozaba de mayor amplitud de criterio. Debía resolver según la equidad y tomar en cuenta la buena fe e intención presunta de las partes.

3.-POR SUS EFECTOS SOBRE LAS PARTES. Desde este punto de vista se clasifican en:

a)Contratos unilaterales y sinalagmáticos o bilaterales.

Los unilaterales, engendran obligaciones a cargo de una sola de las partes. Ej., el mutuo y los contratos verbis y litteris.

En los sinalagmáticos o bilaterales, las obligaciones son para ambas partes. Ej., la compraventa, el arrendamiento.

Ahora bien, los sinalagmáticos se subdividen en bilaterales perfectos y bilaterales imperfectos, con lo que se entiende, respectivamente, que algunas veces nacen obligaciones recíporcas como en el arrendamiento y la compraventa, mientras que en otros sólo creaban obligaciones para una sola parte, aunque por circunstancias eventuales podían nacer también para la otra.

b)Contratos a título gratuito y a título oneroso.

A título gratuito, cuando obtiene ventajas uno sólo de los contratantes (acreedor o deudor) o que ambos saquen provecho de él. Ej., el depósito que se hace en provecho exclusivo de depositante y el comodato, hecho exclusivamente en beneficio del comodante.

A título oneroso, cuando implican sacrificios o desembolso recíproco. Ej., la compraventa y el arrendamiento.

Estos contratos onerosos admiten una nueva división: pueden ser conmutativos, cuando las prestaciones a cargo de las partes eran ciertas, y pueden ser aleatorios, cuando las prestaciones dependían de un acontecimientos incierto, es decir, del azar.


                               ==LOS CONTRATOS FORMADOS VERBIS==

1.-LA STIPULATIO. La stipulatio fue la modalidad de contrato verbal más difundida entre los romanos. Su sencillez, casi esquemática, la hacia adaptable a una gran variedad de finalidades.

Consiste el contrato, sencillamente, en una interrogación oral que formula el futuro acreedor (stipulator): Spondes mihi centum dare? (prometes dar cien?) y una respuesta concordante, también oral, del futuro deudor (promissor) aceptando: Spondeo. Tanto en la pregunta como en la respuesta debía utilizarse el mismo verbo, si bien, con el tiempo y por la obra del ius gentium, se usaron otros verbos: fidepromitis? Fidepromitio; dabis? Dabo; facies? Facio: Garantizas? garantizo; darás? daré; harás? Haré, etc. Esta figura, que solo era posible entre cives, requería de los siguientes requisitos, en su modalidad antigua:

a)La oralidad. El sordo, el mudo y el infans no podían usar de este contrato.

b)Los interesados debían estar presentes.

c)Unidad de acto o de tiempo, entre la pregunta y la respuesta: es decir, los contratantes debían ocuparse únicamente de la estipulación.

d)La pregunta y la respuesta debían ser congruentes; es decir, responder exactamente a lo que se pregunta.

e)Objeto.La Stipulatio, en un principio, sólo podía tener por objeto una suma de dinero. Después se admitió para una res certa y para algunas cosas fungibles.

f)Carácter abstracto. Es un negocio jurídico abstracto o sea, la obligación nsce por la sola pronunciación de las palabras. Este rigorismo que caracteriza a la stipulatio va sufriendo cambios a mediad que nos acercamos al Derecho Post clásico o Justinianeo. Así, se permitió ya usar lenguas extranjeras, la intervención de intérpretes y sobre todo, se dejó de exigir que la propuesta y la aceptación, tuvieran la forma de una pregunta y una respuesta.

Por otra parte, la unidad de acto y la presencia de las partes ya no son necesarias, gracias a la costumbre de redactar por escrito la celebración de la estipulación. En el Derecho Imperial perdió su carácter abastracot. De las palabras pasó al consensus, transformándose así, en un negocio jurídico causal.

En estas condiciones, el deudor pudo oponer la exceptio non numeratae pecuniae (excepció de dinero no contado) a una demanda basada en una estipulación hecha por escrito, que tuviera como una causa un préstamo que no hubiera sido efectivo. Inclusive pudo el promissor pedir la nulidad del contrato por medio de la querela non mumeratae pecuniae (reclamación de dinero no recibido contante y sonante).

ACCIONES.- En atención al objeto de la obliación, nacían tres acciones:

a)La condictio certae creditae pecuniae (acción civil, personal que tiene por objeto reclamar un crédito por una cantidad cierta de dinero, derivado de una obligación de derecho estricto no nacida de delito) Si la estipulación versaba sobre una cantidad de dinero.

b)La condictio triticaria o condictio certae rei (acción personal, civil, sancionadora de todo crédito civil que tenga por objeto una cosa cierta o una cantidad de cosas determinadas, además del dinero) Si tenía por objeto una cantidad determinada de cosas.

c)La actio ex Stipulatu (acción derivada de la Stipulatio) para los casos en que la estipulación tuviera por objeto un acto o una abstención o una prestación indeterminada.

La Stipulatio fue un contrato unilateral, de derecho estricto, de una utilidad considerable en Roma, pues podía emplearse para atribuir feurza obligatoria a toda una serie de relaciones de derecho que de otro modo habrían quedado sin sanción.

2.-LA FIANZA. Es un contrato formal mediante el cual una persona (fiador) se obliga a pagar la deuda de otro (fiado), si este no cumple con su deber. Es de carácter accesorio ya que supone la existencia de una obligación principal que la sustente.

Mediante la fianza se podía garantizar cualquier obligación, incluso natural o futura.

Normalmente el fiador se obliga a la misma prestación que su fiado. La fianza se podía establecer por menos del valor de la prestación principal, pero nunca por más.

La fianza romana surgió de la estipulación, y de acuerdo con el verbo usado en la interrogación y en la respuesta, surgía una sponsio, una fidepromissio o una fideiussio.

La Sponsio.- Requería del berbo spondere. Los fiadores solo podían ser cives, los cuales se obligan por medio de la siguiente fórmula: Idem dare spondes? (te compromtees a dar lo mismo?), Spondeo: (me compromoteo). Se contraían solamentes oblicaciones verbis. Eran instransmisibles.

La responsabilidad de estos esponsores consistía en lo siguiente: son deudores, pues se obligan a cumplir la misma prestación que el fiado; no podían prometer más que el deudor principal y, como resultaban mandatarios del deudor principal, podían dirigirse contra éste si habían pagado al acreedor que los había requerido.

                                                ==LA FIDEPROMISSIO==

Al caer en desuso la sponsio, le sucedió la fidepromissio que podía ser utilizada por los peregrinos, empleando el verbo fidepromitto. La fórmula era: Iden dare fidepromittis? (empeñas fielmente tu palabra para lo mismo?), la fidepromitto (la empeño).

Por lo genreal, los fidepromisores se sujetaban a las mismas reglas que los esponsores como ya se ha visto.

                                               ==LA FIDEIUSSIO== (MANDATO)

Los fideiussores podían ser igualmente ciudadanos romanos o extranjeros y estaban sujetos a la siguiente fórmula: Id fide tua esse iubes? (mandas que esto se haga según tu palabra)?.fideibeo (mando). La oblicgación del fideiussor que tenía estas características:

a)Era accesoria, unida siempre a una obligación principal.

b)Se empleaba no solo en las obligaciones verbis.

c)Debía tener el mismo objeto que la obligación principal, por esto el fiador no podía prometer más que el deudor principal.

d)Podía prometer menos, es decir, garantizar parte de la deuda.

e)La obligación del fiador era transmisible a los herederos.

Fue hasta en el Derecho Imperial, cuando la situación del fiador se reguló en forma más justa.

Así, Adriano concedió, en el caso de varios fideiusore el beneficium divisionis, en virtud del cual, el fiador requerido de pago en juicio, podía exigir del acreedor que dividiese su acción entre los varios cofiadores presentes y solventes.

Justiniano, por su parte, introdujo el beneficium excussionis (beneficio de excusión), por medio del cual, el cofiador perseguido por su acreedor podía exigir que éste procediera en primer lugar contra el deudor principal. Cuando el fiador pagaba tenía derecho de repetir contra el deudor.

La fianza, a parte de la stipulatio, se establecía también por el mandatum pecuniae credendae y por el constitutum debiti.

3.-EL MANDATUM PECUNIAE CREDENDAE. Es la orden dada por una persona (mandante) a otra (mandatario), de prestar una cantidad en efectivo o una cantidad de cosas fungibles a un tercero.

Por su parte, el mandatario tenía contra el mandante la actio mandati contraria para exigirle el reembolso de los daños derivados de la ejecución del mandato.

Este mandatum pecuniae credendae podía practicarse entre ausentes. Erade buena fe y no stricti iuris como las fianzas que ya se han expuesto.

4.-EL CONSTITUTUM DEBITI ALIENI. Surgía este contrato, cuando una persona prometía pagar en un día determinado una deuda ajena, consistente en una cierta cantidad de dinero o de cosas fungibles. El que se obliga venía a ser un fiador del deudor principal y en esta virtud, el acreedor podía perseguirlo mediante la actio pecuniae constitutae o el constitutoria que en el Derecho prejustinianeo era anual y bajo Justiniano perpetua y transmisible.

5.-LA STIPULATIO POENAE Es la promesa que hace una de las partes contratantes a la otra, de pagarle una suma de dinero, en caso de incumplimiento de la obligación.

Se utilizaba para fijar de antemano la responsabilidad del deudor en caso de incumplimiento, que de otra manera, quedaría incierta hasta que el juez pronunciase la condena.

La eficacia pues de la estipulación penal, depende de una condición: si el deudor no ejecuta su obligación. En nuestro derecho se utiliza con frecuencia la cláusula penal sobre todo en los contratos de arrendamiento y de compraventa.

                                   ==LOS CONTRATOS FORMADOS LITTERIS==

1.-LOS NOMINA TRANSCRIPTIA. El contrato literis en su forma primitiva.

El contrato litteris consistía en una formalidad escrita y de ella surge la obligación. Su origen se encuentra probablemente en una práctica de contabilidad doméstica muy antigua entre los cives romanos. El jefe de familia llevaba una cuenta detallada de sus gastos, en un libro (adversaia o libro diario), en el que anotaba las entradas y salidas diarias, que pasaba después a otro libro, llamado Codex (codex accepti etexpensi: libro del registro de gastos e ingresos). En el codex acceptum, se dejaba constancia de lo que se recibía, y en el expensum, de lo que se entregaba, indicándose si la recepción o la entrega se hacúan en calidad de préstamo, de pago, etc y los nombres de las personas con las que se había tratado. El juego de esta doble inscripción es a lo que se llama una transcriptio y en ella el contrato litteris.

2.-EVOLUCIÓN DEL CONTRATO. Primeramente, el contrato litteris se utilizó para asentar los préstamos de dinero; después, según Gayo, la obligación literal pudo contraerse de la cosa a la persona; e re in personam; o de una persona a otra a persona in personam.

La obligación a re in personam perseguía la finalidad de obligar litteris (por la escritura) a la misma persona que ya estaba obligada por otra causa, ej., compraventa o locación.

La obligatio a persona in personam servía para cambiar la persona del deudor por otro nuevo: el acreedor anota como crédito contra Ticio lo que le debe Cayo.

El contrato litteris tiene las siguientes particularidades:

Es desde luego de derecho estricto, unilateral y solemne.

Está sancionada por la condictio certae creditae pecuniae, porque su objeto sólo puede ser dinero.

Para su perfeccionamiento no se requiere la presencia del deudor, sino solamente su consentimiento, para que el paterfamilias haga la mención esrita en el codex. El contrato literal de los NOMINA TRANSCRIPTICIA (nombres transcritos) cayó en desuso en el período romano-helénico.

3.-LOS CHIROGRAPHA Y SYNGRAPHA. Al caer en deuso el contrato litteris antes mencionado, aparecen los documentos llamados chirographa y syngrapha, con los que se justificaba la existencia de un crédito. Eran conocidos en los países griegos y utilizados en Roma por los peregrinos.

La diferencia entre ambos documentos es la siguiente:

El chirographa consta en un solo documento, que conserva el acreedor y prubela el reconocimiento de la deuda por el obligado, en tanto que el syngraphum, era redactado en doble original suscrito por los interesados, uno para cada uno.

El quirógrafo era exclusivamente un documento probatorio, en tanto que el singrafo, es un documento formal, del cual nace la obligación, sin tener en cuenta si existe o no la deuda.

Los quirógrafos se utilizaron para documentar contratos de muto. Ello dio lugar a ciertos abusos. El prestamista exigía la suscripción previa del documento y luego reclamaba el dinero sin haberlo entregado. Se concede a la víctima la excepción non numeratae pecuniae (excepción de dinero no recibido), quién nada tenía que probar, ya que quién debía probar era el acreedor.

                                        ==LOS CONTRATOS REALES==

Los contratos reales se perfeccionan por la entrega de la cosa, por eso se dice que la obligación nace re, es decir, por la tradición de la cosa sobre la que recae.

Son contratos reales: el mutuo, que es derecho estricto, y el comodato, el depósito y la prenda, que son de buena fe.

1.-EL MUTUO. El mutuo, llamado también, préstamo de consumo, es el contrato real, unilateral, por el cual, una persona, llamada mutuante (o prestamista) transmite a otra, llamada mutuario o prestatario, la propiedad de determinada cantidad de cosas fungibles, obligándose el mutuario, a devolver dentro de cierto plazo una cantidad igual de cosas del mismo género y calidad.

REQUISITOS DEL MUTUO

a)El mutuante debe ser dueño de las cosas o tener facultades para enajenarlas. b)Entrega efectiva de la cosa c)Fungibilidad de las cosas d)Acuerdo entre las partes, o sea, consensus de que el mutuante da para el que se le devuelva y el mutuario recibe para restituir.

El mutuo, a parte de ser un contrato, real, unilateral, de estricto derecho, es también gratuito, o sea, no cabe el pago de intereses. Sin Embargo, se podía pactar a través de una estipulación especial: la stipulatio usurarum.

2.-EL COMODATO. El comodato (préstamo de uso) es un contrato real sinalagmático imperfecto y gratuito, por el cual una persona (comodante) entrega a otra (comodatario) una cosa no consumible, mueble e inmueble para que la use y la restituya después al comodante.

REQUISITOS DEL COMODATO

A)La entrega de la cosa al comodatario B)Como no se entrega la propiedad de la cosa, ni siquiera la posesión jurídica, basta que el comodatario sea un simple detentador de la cosa, pues la propiedad y la posesión las retiene el comodante. C)El comodatario usa gratuitamente la cosa pues este contrato es de carácter gratuito D)El acuerdo de las partes

OBLIGACIONES DEL COMODATARIO

1.-Debe usar la cosa conforme a lo convenido, de lo contraio cometería un FURTUM USUS 2.-Debe devolverla acabado el uso o finalizado el término fijado, con sus acciones y frutos, si los hubiere. 3.-Dada la gratuidad de este contrato, el comodatario respondía no solo de dolo, y de toda culpa, incluso leve, sino que pesaba sobre él la obligación de custodiam praestare que lo hacía responsable hasta el Furtum efectuable por un tercero 4.-El caso fortuito (incendio, naufragio, etc), se excluye, salvo que haya destinado la cosa a usos no pactados.

OBLIGACIONES DEL COMODANTE

1.-Resarcir al comodatario de los gastos necesarios y extraordinarios de conservación de la osa (honorarios causados por enfermedad del esclavo) dado en comodato. 2.-Indemnizarle de perjuicios causados por vicios ocultos de la cosa.

ACCIONES

A favor del comodatario se da la actio commodati contraria para reclamar al comodante daños y perjuicios y pago de los gastos extraordinarios. También tenía a su favor el deredho de retención o sea, la negativa a devolverle la cosa prestada, si el comodante no cumple con su obligación.

A favor del comodante se daba la acctio commodati directa para obligar al comodatario a restituir la cosa.

3.-EL DEPÓSITO

Es un contrato real, sinalagmático imperfecto y gratuito, por el cual, una persona (deponens) entrega a otra (depositarius) una cosa mueble, a fin de que se la custodie y se la devuelva cuando para ello sea requerida.

De ahí que, para que exista depósito, se requiere:

a)La efectiva entrega de la cosa, en el entendido de que, al depositarlo no se le transmite la propiedad, sino una simple possessio naturalis, ya que la propiedad y la posesión pertenecen al depositante. Por tanto, se podían dar en depósito las cosas de otro. B)La conservación gratuita de la cosa. C)El acuerdo de las partes.

El contrato de depósito solo puede tener por objeto cosas muebles, sean o no consumibles, puesto que el depositario no puede disponer de ellas. Por ser sinalagmático imperfecto, su efecto es obligar de inmediato al depositario; después, podía resultar obligado el depositante, también por efecto del mismo contrato.

OBLIGACIONES DEL DEPOSITARIO

1.-Custodiar la cosa, gratuitamente, sin hacer uso de ella, de lo contrario comete (furtum usus) robo de uso. 2.-Devolver la cosa con todos los accesorios y frutos producidos, aún antes del plazo, si se estipulo éste. 3.-La restitución de la cosa podrá hacerse a un tercero cuando así se haya convenido. 4.-La gratitud es esencial, de otra manera se transforma en un arrendamiento de servicios.

OBLIGACIONES DEL DEPOSITANTE

1.-Responde de los gastos que haya hecho el depositario para la conservación de la cosa. 2.-Responde también de los daños y perjuicios que la cosa depositada ocasionara al depositarius.

ACCIONES

En un principio, el pretor concede una actio in factum a favor de quien había confiado a otro la guarda de una cosa. Ya en el derecho Justinianeo, se dan dos acciones:la actio depositi directa a favor del depositante y la actio depositi contraria a favor del depositario. Ambas de buena fe.

FORMAS ESPECIALES DE DEPÓSITO

1.-Depósito necesario o miserable. Se hacía con motivo de un peligro inminente (naufragio, incendio, saqueo, etc) En estos casos el depositante no puede elegir libremente al depositario, como sucede con el depósito voluntario, por lo que, si aquél se negaba a devolver el objeto depositado, era condenado a pagar el doble.

2.-Depósito irregular. Consiste en un depósito de dinero u otras cosas fungibles, lo que permite al depositario hacer uso de ellas, obligándose a restituir otras del mismo género y calidad.

3.-El secuestro. Es el depósito de una cosa mueble o inmueble en litigio, entre doas o mas personas, a fin de quien la reciba en depósito, la cuestodie con la obligación de devolverla al que resulte vencedor en la controversia o litigio. El secuestro puede ser ordenado por un juez (secuestro judicial), como por las partes voluntariamente (secuestro convencional). Esta figura se distingue del depóstio normal, porque podía tener como objeto tanto cosas muebles como inmuebles y aún pesonas; el depositario no era mero detentador de la cosa, sino poseedor ad in terdicta, y en tanto que el depositario común debía restituir la cosa al primer requerimiento, el secuestrario no puede restituirla, sino cuando esté decida la controversia.

4.-LA PRENDA

Este contrato real, sinalagmático imperfecto, en virtud del cual una persona (el deudor o un tercero) entrega a otra (acreedor), una cosa para que la guarde como garantía de su crédito, y la restituya después de obtener satisfacción. Este contrato se constituye por la entrega de la cosa. El acreedor predndista recibe sólo la posesión de la cosa, pues el dominio queda en poder del deudor. Objeto de este contrato son las cosas muebles, como también los inmuebles. Siendo sinalagmático imperfecto, su efecto es el de obligar al acreedor pignoraticio pero también podía verse obligado el deudor constituyente. El acreedor pignoraticio estaba obligado a custodiar la cosa y a restituirla; no debía usar la cosa, pues de hacerlo, cometía un furtum usus. Podía reclamar al deudor constituyente, los gastos necesarios hechos en la cosa o los daños y perjuicios originados por vicios ocultos de éste. Si no se le pagaba, vendía la cosa y debía devolver el remanente al deudor.

ACCIONES

El deudor constituyente tiene la actio pignoraticia directa, para obtener la restitución y responsabilizar al acreedor de toda falta. El acreedor prendista tiene la actio pignoraticia contraria, para hacerse reembolsar los gastos necesarios que hizo para la conservación de la cosa.También tiene el derecho de retención.

--189.188.200.224 05:41 29 abr 2009 (UTC)Mónica Regina García Díaz 28 de abril de 2009 12:40pm

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio